*

Todo tuvo un comienzo por Indalecio Castellanos

  • Mar 31 del 2017

El libro “Todo tuvo un comienzo” escrito por el periodista Indalecio Castellanos y publicado por la Editorial Aurora, recrea  la historia de Efraín Forero Triviño, conocido como “El Indomable Zipa”, ganador de la Primera Vuelta a Colombia en el año de 1951.

Este libro es la demostración que un hombre bueno y obsesionado con lo quiere, puede dejar una huella imborrable y ser recordado por sus ejecutorias.

La historia de Efraín Forero Triviño, “El Indomable Zipa” es el resumen de la determinación de un joven de 20 años promovió la organización de la Primera Vuelta a Colombia y personifica la pasión por el deporte que más glorias le ha dado al país.

Su historia está atravesada inevitablemente por la época en la cual la radio se desarrollaba técnica e informativamente, con la transmisión de las principales carreras de ciclismo en el país.

Mucho antes que el ciclismo empezara a tener la estructura organizativa que ha tenido en nuestro país y que los jóvenes provenientes de distintas regiones empezaran a descollar hasta ser reconocidos por su potencia para escalar, Forero tuvo la audacia y el valor de insistir en que la vuelta debía disputarse y fue el pionero solitario que fue por caminos intransitables, para definir su recorrido.

Quienes lo conocen lo califican como un hombre determinado y obstinado que en contravía de las dificultades, logró inscribir su nombre en las letras de molde del ciclismo nacional y cumplir todos sus sueños en lo deportivo y en lo personal.

Mientras el país vivía la dolorosa tragedia de la violencia política entre liberales y conservadores, “El Zipa” se obsesionó con participar en las competencias nacionales y empezó a imaginar que en Colombia se podría disputar una vuelta, luego de haber leído en las revistas y los periódicos de la época que en Europa ya se disputaban el Tour de Francia y el Giro de Italia.

Toda esa pasión aprendida, le permitió sacar adelante un proyecto deportivo, que se convirtió después en una especie de símbolo nacional de la unidad y el esfuerzo.

Paralelamente a la historia deportiva de este hombre sencillo, está sin duda alguna la épica del desarrollo de la radio y los medios de comunicación, que como El Tiempo, fue el primer patrocinador oficial de la vuelta.

El afamado periodista Juan Gossaín asegura que la Vuelta a Colombia impuso la radio como medio por excelencia en el país e hizo que este medio de comunicación se constituyera “casi que en un fenómeno único en el mundo”.

Gossaín señala que los colombianos tienen una gran deuda, más que con los locutores o narradores, con los técnicos que en circunstancias tan difíciles en materia de comunicaciones, como las que se registraban en el país en la década de los 50, eran capaces de hacer las  conexiones telefónicas para que los colombianos se enteraran de las incidencias de la carrera.

El momento en el que Efraín Forero se enamora del ciclismo, la radio era fiel a una definición que el periodista estadounidense David Welna entregaba sobre la radio, en el sentido que era “la televisión de los ciegos”.

Todo era desconocido y alejado y al paso de los ciclistas los narradores iban contando lo que se aparecía ante sus ojos y para ser fiel al carácter de la radio, “iban creando imágenes con palabras”.

Los ciclistas ponían el alma en las competencias defendiendo a sus departamentos, mientras que los narradores transmitían emoción a través de la radio.

El cronista, Alberto Salcedo Ramos describe  lo que ocurría en ese momento, diciendo que “las voces de aquellos locutores le conferían al deporte un toque mítico”. El cronista se entusiasma al contar que los antiguos hombres de la radio,  muchas veces tenían que apelar a la imaginación  para llenar las transmisiones, porque no podían ver lo que pasaba.

Lo que hizo Forero con determinación para impulsar la creación de la vuelta y su ejercicio valiente en las trochas de la época, fue sin duda alguna mítico y este libro es una oportunidad de oro para contarlo.

Estas crónicas escritas transmiten  la emoción de los primeros instantes de ese ciclismo rudimentario y vigoroso que fue construyendo la grandeza que tiene actualmente este deporte en Colombia.

Un hombre sencillo y amoroso fue artífice de este proceso de nacimiento del ciclismo y aquí conoceremos como surgió esa pasión infinita, qué hoy mantiene por el ciclismo.

Palabras claves del contenido
Calificar:
 

Síguenos en:

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Nos siguen en Facebook

@antena2rcn en Twitter

LE PUEDE INTERESAR

Publicidad

Copyright RCN Radio © 2010

Radio Cadena Nacional S.A.S. RCN Radio - Antena 2

  • Bogotá 650 AM
  • Pereira 1.330 AM
  • Sogamoso 1.440 AM
  • Barranquilla 1.400 AM
  • B/manga 1.480 AM
  • Cali 1.030 AM
  • Medellín 670 AM