Cargando contenido

Nairo Quintana, corredor colombiano
Nairo Quintana, ciclista del Movistar Team.
AFP

Tres razones para pensar que este año será el de Nairo Quintana

El escarabajo se ha subido tres veces al podio en el Tour de Francia y en dos oportunidades fue subcampeón.

Nairo Quintana tiene el reto de ganar el Tour de Francia desde hace varios años, más exactamente desde que quedó subcampeón en 2013 y 2015, además del tercer lugar del podio que ocupó en 2016. 

La meta está puesta en quedarse con la camiseta amarilla y dominar la clasificación general de la ronda gala, para lo cual deberá vencer a Chris Froome y al Team Sky.

¿Será 2019 el año de Nairo Quintana? Tres razones para pensar que sí
En Antena 2 analizamos las claves que podrían ser decisivas para el colombiano con miras al Tour de Francia.

En 2018 parecía que sí iba a ser su año, pero los planes se resquebrajaron con la llegada de Mikel Landa al Movistar, debido a que el equipo español se fracturo en tres líderes: Alejandro Valverde, Nairo Quintana y Landa.

La apuesta de la escuadra telefónica de tener a sus tres mejores hombres en las tres grandes carreras de la ruta mundial (Giro, Tour y Vuelta) hizo que los gregarios no supieran a quien potenciar.

Cambió de planes

Para este año la estrategia del Movistar cambió y repartirá a sus tres líderes para el Giro, Tour y Vuelta. Ese es el primer indicio que tiene Colombia para creer que es posible la victoria de Nairo en la versión número 106 de la 'grande boucle'.

En la ronda italiana el Movistar tendrá a Landa y Valverde como sus abanderados. En Francia, serán Nairo y Mikel quienes encabecen a la escuadra española, mientras que en la Vuelta los jefes serán el escarabajo colombiano y el campeón mundial quienes luchen por el podio.

Más tiempo de preparación 

La segunda razón para pensar que Nairo se quedará con la camiseta amarilla es la preparación que tendrá antes de julio. Quedando descartado para el Giro de Italia, se concentrará única y exclusivamente para el Tour de Francia.

Al tener más de un mes de preparación para el duro trazado de las fracciones llanas y la etapa de adoquin, el boyacense podrá adaptarse mejor en la parte física y potenciarla para las tres semanas de competencia.

La montaña cerrará el Tour 2019

El calendario de la misma competencia ofrece a los escaladores la posibilidad de dar vuelta a la clasificación general individual gracias a las seis etapas de montaña que hay en las últimas dos semanas. Incluso, se prevé que sea el trazado inclinado el que decida al ganador de este año debido a que las jornadas 18, 19 y 20 tienen duras subidas.

En la etapa 18 los puertos son Col du Galibier (23 km de subida al 5.1%), Col D'Izoard (14.1 km al 7.3%) y Col de Vars (9.3 km al 7.5%).

En la jornada 19 están las subidas a Iseran (12.9 km al 7.5%) y la llegada en el Montée de Tignes (7.4 km al 7%), mientras que la etapa en la que se conocerá al ganador tendrá un cierre en alto (33.4 km al 5.5 %).

Así las cosas, Nairo tendrá la posibilidad de cerrar en su elemento, tiempo suficiente para preparase físicamente y la ventaja de llegar sin la carga de haber corrido el Giro de Ialia.

Fuente
Sistema Integrado Digital
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido