Cargando contenido

Isamu Kato, ciudadano japonés seguidor de Boca
Isamu Kato, ciudadano japonés seguidor de Boca
Foto de @IsamiLito

Boca vs River hizo viajar 33 horas a un japonés, de Tokio a Buenos Aires

Isamu Kato dijo que definitivamente la Copa Libertadores es una obsesión para él, pese a que no es suramericano.

El ciudadano japonés Isamu Kato es un hincha de aquellos que son verdaderamente apasionados. Viajó 33 horas desde Tokio rumbo a Buenos Aires con el único fin de ver el partido y regresar. De su aventura ha dado cuenta a través de las redes sociales

Las imágenes de su travesía

"El avión se retrasó pero llegué a salvo para ver la final en Buenos Aires. Restan 11 horas hasta el comienzo y 19 horas para regresar a casa. Me divierto”, señaló en otro de sus mensajes.

De acuerdo con el diario argentino Olé, Kato vive en la ciudad de Saitama y trabaja en una empresa empacando productos medicinales. Sigue a Boca desde que la ganó a Real Madrid la Copa Intercontinental de Clubes, en el año 2000.

Como él, los hinchas del 'Xeneize' se dirimen entre el nerviosismo, la ansiedad y la expectativa. "Hay muchos nervios, pero estamos confiados de que vamos a ganar la Copa, de que vamos a sacar un buen resultado mañana y de que el 24 en la cancha de River vamos a poder dar la vuelta", dijo a la agencia Efe Mariano Cárpena, de 43 años.

Pese a los nervios, Cárpena aseguró que ve "bien" al equipo. "Después de la fase de grupos fue subiendo el nivel, está más firme, creo que podemos sacar un buen resultado. Igual, River está jugando también bien. Creo que son dos muy buenos equipos, pero bueno, esperemos dar la vuelta", añadió.

Vea aquí todos los detalles del Boca vs River 

Cárpena es uno de los casi 50.000 afortunados que podrán presenciar el partido de ida desde el estadio. Otro es Alexis Fortomán, de 27 años, quien aseguró a Efe que es un "privilegio" asistir a este encuentro histórico. "Hay un cupo muy limitado, vamos a ser unos de lo únicos en el mundo que tienen la posibilidad de estar acá adentro", señaló. "Estoy ansioso, ansioso como cualquier hincha de Boca. Una final así se espera toda la semana. Se vive la tensión entre la gente, entre los amigos, los socios. Se vive todo con mucha pasión", precisó.

Luz Álvarez Aguilera, de 50 años de edad, también pudo conseguir su entrada para alentar a Boca Juniors en la Bombonera este sábado. Ella aseguró estar acostumbrada a que Boca juegue instancias decisivas, pero, sin embargo, reconoció que esta será una final especial y por eso augura que los jugadores tendrán un recibimiento "único" e "increíble" al salir al campo. "Demostramos muchas veces que somos la mejor hinchada, por eso somos la mitad más uno. Nos preparamos con todo para alentar. Mañana ya nos jugamos el 50 o 70 por ciento de la final en nuestra cancha, después bueno, jugaremos la otra parte que queda", aseveró.

A diferencia de ellos, Claudio Carlino, de 51 años, no podrá estar en la Bombonera. Por eso decidió pasar hoy por el club a "darle su apoyo" al equipo. "Estas horas previas se viven con ansiedad, con nervios, con ganas. Ganas de ganarle a River de una vez por todas", indicó. Para él, no hay dudas de que Boca va a ser campeón de América. Otra simpatizante que visitó la Bombonera este viernes fue Ángeles Agüero. La joven aseguró que este superclásico es el que más expectativa le generó de todos los Boca-River. "Todo el mundo se paraliza ante un superclásico. Espero que ganemos, tengo mucha confianza porque el equipo se ve que está bastante bien. Confío en el equipo y espero que ganemos", añadió.

Ambos partidos se jugarán únicamente ante el público local por motivos de seguridad y por decisión de los presidentes de ambos clubes, que han argumentado que de lo contrario deberían reducir el aforo de ambos estadios para los hinchas locales.

Fuente
Sistema Integrado Digital Y EFE

Cargando más contenidos

Fin del contenido