Cargando contenido

Copa Libertadores: Independiente eliminó a Santos con protesta violenta de hinchas
Santos, afectado por la decisión de la Conmebol de la darle la victoria a Independiente por 'decreto'
AFP

Copa Libertadores: Independiente eliminó a Santos con invasión de hinchas locales

Independiente llegó con ventaja por la decisión de la Conmebol de darle la victoria en el 'escritorio' en la ida.

Independiente de Avellaneda eliminó al Santos de Brasil en los octavos de final de la Copa Libertadores, tras quedar empatados a cero goles en el partido de vuelta. 'El Diablo' terminó consiguiendo el paso a cuartos luego de la decisión de la Conmebol de darle el triunfo a los argentinos por 3-0 ante la alineación irregular del uruguayo Carlos Sánchez en la escuadra brasileña, teniendo en cuenta que el 'charrúa' debía una fecha de sanción.

Al final del partido, el juez suspendió el duelo entre los dos equipos por disturbios en las gradas al minuto 81'. Se presentaron enfrentamientos entre los hinchas y la policía, además del lanzamiento de petardos al campo de juego. 

Ante la falta de seguridad, el juez chileno Bascuñan abandonó el gramado con sus asistentes cuando aún no se había completado este duelo que ya arrancó marcado por la polémica, horas después de que la Conmebol le diera el triunfo del partido de ida a Independiente (3-0) como castigo al 'Peixe' por la alineación irregular del volante Carlos Sánchez.

A pesar del cambio del resultado decidido en los despachos, Sánchez fue autorizado para jugar en un partido que desde el comienzo resultó tenso, y que terminó por falta de garantías antes del fin del tiempo reglamentario por decisión del árbitro chileno Julio Bascuñán consultada con los responsables de ambos equipos.

El conjunto rojo de Avellaneda, que se permitió el lujo de desperdiciar un penalti a través de Maximiliano Meza en el minuto 45, se enfrentará en la instancia de los ocho mejores con el vencedor del duelo entre los también argentinos Racing y River Plate.

El Santos intentó sin éxito la remontada en el estadio Pacaembú ante una afición que pedía venganza tras la decisión de la Conmebol.

Con más emoción que fútbol, el partido estuvo marcado por las constantes interrupciones debido a las cerca de 50 faltas pitadas y a los incidentes de los últimos minutos con la afición local que obligaron al árbitro a pitar el final antes de tiempo.

El juego se detuvo después del lanzamiento de petardos y bengalas por parte de ultras del Santos y el intento de estos de invadir el césped, lo que obligó a intervenir a las fuerzas de seguridad.

Con la losa de anotar cuatro goles para avanzar directamente a cuartos de final, los dirigidos por Cuca ejercieron desde el comienzo una presión absoluta sobre la portería de Martín Campaña.

A falta de quince minutos al Santos se le hizo demasiado cuesta arriba la eliminatoria y dejó de creer en una remontada imposible que se certificó cuando la hinchada local enfureció y obligó a cerrar antes de tiempo esta accidente eliminatoria.
 

Fuente
AFP - EFE
En esta nota
Imagen
Independiente
Imagen
Santos

Cargando más contenidos

Fin del contenido