Cargando contenido

Rafael Pérez, defensor de junior de Barranquilla
Rafael Pérez, defensor de junior de Barranquilla.
AFP

Rafael Pérez, le alegó a Jarlan e intentó agredir a otros dos compañeros del Junior

El defensor del Junior se evidenció desesperado y molesto con algunos compañeros en medio de la derrota de su equipo.

En el partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana entre Junior y Atlético Paranaense, el protagonismo en el ‘Tiburón’ se lo robó el defensor Rafael Pérez tras entrar en conflicto con varios de sus compañeros en medio de la desesperación por el resultado del partido que conllevó a la dolorosa derrota del equipo barranquillero en el certamen continental. 

En primera medida, la situación más llamativa se presentó entre Rafael Pérez y Jarlan Barrera cuando el talentoso volante ‘número diez’ erró el penal decisivo en el alargue que en dicho momento pudo darle el título de Copa a Junior. Allí, el defensor le recriminó al mediocampista por fallar, situación en la que intervino el director técnico y los compañeros. 

Lea también: Once Caldas podría reemplazar a Cuadrado con José Luis Chunga

Posteriormente, Julio Comesaña tomó la decisión de retirar a Jarlan Barrera de la cancha para evitar más problemas entre los compañeros, situación con la que el volante se evidenció bastante golpeado en el estado anímico y se le vio llorando en el banquillo de suplentes. 

Por otro lado, cuando el equipo preparaba la estrategia para la ejecución desde los penales, hubo una fuerte discusión entre Rafael Pérez y Luis Díaz; el defensor estaba desaforada, arrojó una botella contra el piso y se fue a los empujones con el talentoso delantero que intentaba controlar su ira, la imagen que mostraron no fue la mejor. 

Lea también: La maldición de los penales condena al Junior

Entre ese rifirrafe, intervino el jugador Daniel Moreno que también recibió un empujón en medio de la discusión de los jugadores ‘Rojiblancos’ que dejaron ante el público una imagen de discordia y de inconformidades en el equipo, muy diferente a lo que se pudo evidenciar en el entrenamiento previo a la final en Curitiba. 

No obstante, el equipo ‘Tiburón’ sueña con obtener el título de la Liga Águila el próximo domingo en el estadio Atanasio Girardot, donde enfrentará a Independiente Medellín y espera cerrar de buena manera un año donde tuvo un gran presente futbolístico colectivo e individual; y que sin duda estuvo un escalón por encima de los demás clubes en el segundo semestre del fútbol colombiano.

Fuente
Antena 2
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido