Cargando contenido

Wilson Morelo, delantero Independiente Santa Fe
Santa Fe eliminado de la Copa Sudamericana 2018.
Colprensa

Tres razones para entender el mal año de Santa Fe

El cuadro 'Cardenal' no obtuvo ningún título oficial en 2018 y no jugará torneos internacionales 2019.

Independiente Santa Fe cayó eliminado en semifinales de Copa Sudamericana ante Junior de Barranquilla la noche del pasado jueves, y de esa forma terminó una temporada en donde fueron más las buenas intenciones que las realidades, consecuencia de varios errores dentro del club que desembocaron en la actualidad del ‘León’. 

Son varios factores conjuntos los que incidieron en el rotundo fracaso de Santa Fe, que no jugará torneos internacionales en 2018, a pesar de que Colombia tiene ocho cupos otorgados por Conmebol. A continuación, las tres razones principales de la debacle del ‘Expreso Rojo’. 

Lea también: Héctor Urrego no sigue en Santa Fe

1. Equipo mal armado: Como se hizo tradicional en las últimas temporadas de Santa Fe, el déficit siempre ha estado en la forma austera que tiene la directiva para fichar jugadores. Y a pesar del cambio de técnico y de presidente, la situación fue igual o peor. No se reforzó la línea defensiva que a la postre se vio mermada por las lesiones y hay pocos jugadores en el equipo que tengan buen trato con el balón. 

El nombre más importante que tuvo Santa Fe en el semestre que acabó de culminar fue Luis Manuel Seijas, que llegó al club más por lo que representa como referente de la institución que por el nivel futbolístico. Además, la ‘colonia uruguaya’ jamás tuvo un aporte real en el equipo. Lo que más preocupa, es que, por la ausencia de torneos internacionales en 2019, la calidad de la nómina seguiría disminuyendo. 

Lea también: Santa Fe con más chances que Millonarios en el fichaje de Torijano

2. La escuela uruguaya: Tras la mala temporada de Gregorio Pérez, la directiva de Independiente Santa Fe decidió contratar al también uruguayo Guillermo Sanguinetti para ser su sucesor en el banquillo. Por ende, el ‘León’ fue más de lo mismo: escasa generación de fútbol, pocos jugadores con buen pie y apelar exclusivamente a los pelotazos y balones quietos. 

Además, los tres futbolistas uruguayos que figuraron con Santa Fe, poca importancia tuvieron en el equipo: El delantero Rubén Betancourt hizo un gol en todo el año; mientras que Guastavino y Guichón se quedaron en chispazos y esporádica actitud. 

Lea también: Sanguinetti: "La serie la perdimos de local"

3. Precarios rendimientos individuales y falta de actitud: Sumado al escaso revulsivo que tuvo Santa Fe desde el banquillo por las incapacidades de Guillermo Sanguinetti, varios jugadores no rindieron lo que se esperaba; y en varias ocasiones fueron responsables directos de duras derrotas para el elenco ‘Cardenal’. 

Es el caso de Héctor Urrego que siempre fue frágil en defensa, Javier López que pegaba más de lo que jugaba, Leyvin Balanta que antes y después de la lesión tuvo el juego lento y aparatoso de siempre y Diego Guastavino que era el supuesto encargado de generar fútbol en Santa Fe y no apareció en los momentos importantes. 

Punto a parte para jugadores como Carlos Henao, Baldomero Perlaza, Luis Manuel Seijas y Arley Rodríguez, que también tuvieron una pésima temporada y poco aportaron al equipo. Muy pocos jugadores se ‘salvan’ en este Santa Fe que luego de seis años consecutivos, no estará presente en torneos internacionales. 

Fuente
Antena 2

Cargando más contenidos

Fin del contenido