Cargando contenido

Santiago Arias, Atlético de Madrid
Santiago Arias, jugador de Atlético de Madrid.
AFP

Atlético de Madrid goleó a Alavés con gran partido de Arias

El cuadro 'Colchonero' doblegó a Alavés en el Wanda Metropolitano. Santiago Arias tuvo una destacada participación.

En cotejo válido por la fecha 15 de la Liga Española, Atlético de Madrid goleó 3-0 en condición de local a Alavés y sueña con pelearle la liga al Barcelona que sigue siendo puntero. El colombiano Santiago Arias tuvo una importante participación, dando asistencia para el primer gol del compromiso.

Los goles del partido fueron anotados por Nikola Kalinic, Antoine Griezmann y Rodrigo Hernández para que Atlético llegara a 28 puntos en la tabla de posiciones.

De inicio, el Atlético detectó que el partido estaba en las bandas. Por ahí, sobre todo a la derecha de su ataque, desenredó el repliegue de su adversario, un Alavés que si está donde está es porque es un bloque enormemente competitivo en cada aspecto, en cada movimiento, impenetrable para el conjunto rojiblanco por el centro. 

Lea también: La primera asistencia de Arias en el Atlético de Madrid
 
Más allá del insistente fútbol entre líneas de Griezmann o el juego de espaldas de Kalinic, la vía la tenía clara el Atlético. La cuestión era llegar hasta ahí -lo hizo con un paciente y buen manejo de la posesión del balón- y, después, culminarla con el remate. Lo primero lo logró desde el inicio; lo segundo le costó 25 minutos. 
 
La jugada partió desde un pase largo profundo a la banda de Lemar, como unas cuantas veces antes había insistido Thomas. El destino, el mismo: la carrera de Arias, a plena actividad en el lado derecho. El lateral colombiano le dio continuidad y aún más claridad con un envío certero, perfecto, al área, para desbordar a su rival. 
 
Su rosca a media altura con la derecha fue más de medio gol, uno de esos centros que por potencia y dirección, en el margen y con la fuerza justa para ser inalcanzable para el portero, un apuro para el defensa y un regalo para el delantero, sólo necesitan el toque final, con cualquier parte del cuerpo, en este caso el abdomen con el que Kalinic, hoy reemplazo de Diego Costa, impulsó el gol (1-0). 

Lea también: Yerry Mina y su sueño de ser campeón en la Premier League

Sí la tuvo en el segundo tiempo el Alavés, que había seguido dentro del partido porque el poste repelió un cabezazo de Giménez, pero ya con más juego en el campo contrario, más presión alta, más incisivo y dominador de un Atlético a la espera en su territorio, aliviado porque Calleri falló un remate y Oblak despejó un tiro. 
 
Pero también alertado de que el encuentro ya no se jugaba a lo quería él, sino a lo que pretendía el Alavés, con el riesgo que eso supone con un marcador tan corto. Mientras uno, el ganador parcial, se encomendó a la contra, casi desaparecido ya de la portería rival, otro sentía suyo el balón, el control y las contadas ocasiones. 
 
Así entró el partido en el tramo final, en esa tensión de que cualquier detalle o el más mínimo error separaba la delgada línea entre un indispensable triunfo o un decepcionante empate, con un desenlace que no tuvo certeza hasta un contragolpe definitivo que dirigió Vitolo y culminó Griezmann con suspenso, en el minuto 82. La contienda fue cerrada con el excesivo 3-0 de Rodrigo. 

Fuente
EFE y Antena 2
Siga las noticias deportivas en vivo de Antena 2 en Google News
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido