Cargando contenido

Miguel Russo, en el banco de Millonarios
Miguel Russo se despedirá del banco de Millonarios ante Santa Fe.
Colprensa

El jugador que generó división entre Russo y la directiva de Millonarios

Uno de los desencuentros entre el argentino y la dirigencia bogotana habría sido por el atacante ‘gaucho’.

Miguel Russo cumplirá su último partido como técnico de Millonarios en el clásico ante Independiente Santa Fe en la jornada de cierre de la Liga Águila 2018-II; pese a lograr conquistar la Superliga ante Atlético Nacional, el 2018 no fue el esperado para los ‘Embajadores’, quienes quedaron eliminados de las dos fases finales de la liga, en la fase de grupos de la Copa Libertadores y en los octavos de final de la Copa Sudamericana frente a su rival de patio.

Vea aquí: ¿Cómo y a qué debe jugar el nuevo técnico de Millonarios?

Todos esos factores habrían derivado en el acuerdo mutuo para la dimisión de Russo con la institución capitalina, aunque también pudo haber influido la diferencia de conceptos en cuanto a dos jugadores de la plantilla ‘Albiazul’.

Según se pudo conocer, una de las desavenencias entre los directivos de Millonarios y el cuerpo técnico comandado con Russo estuvo ligada a la preferencia que el adiestrador por el delantero argentino Gabriel Hauche, en contravía del gusto dirigencial, el cual se inclinaba hacia el canterano Juan Camilo Salazar.

Hauche llegó a Millonarios para el mercado de peses del segundo semestre del año, jugó 27 partidos y anotó 3 goles; el rendimiento del atacante ex Racing de Avellaneda fue cuestionado durante todo el semestre y, además de su baja frecuencia anotadora, evidenció claros problemas en la definición.

Le puede interesar: Miguel Russo: Tres razones para comprender su salida de Millonarios

Salazar, producto de las divisiones menores de Millonarios, contó con mayor respaldo de la parcialidad azul, pero con en menor medida por Russo, aunque logró participar en 25 partidos de liga, 5 de Copa Águila, 4 de Copa Libertadores y 4 más en Copa Sudamericana durante todo el presente año.

Independientemente del nivel mostrado por ambos, la apuesta por Salazar, de 21 años, consolidaría una promesa patrimonio del club, a diferencia de la confianza de Russo en Hauche, de 31 años y quien venía de magras campañas en el fútbol del exterior.

Fuente
Antena 2
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido