Cargando contenido

Gabriel Batistuta, el 'Bati'
Gabriel Batistuta, el 'Bati'.
Colprensa

¿Por qué Gabriel Batistuta está luchando para no quedar postrado en una cama?

Gabriel Omar Batistuta, uno de los máximos goleadores de Argentina, hoy en día vive esta dramática historia.

Activar video en presentación
Desactivado

Es verdad que le pedí al doctor que me cortara las piernas porque no podía caminar”. Gabriel Omar Batistuta, tal vez uno de los argentinos más queridos en el mundo, pronunció hace un tiempo esa desgarradora frase que tiene detrás de sí una historia poco conocida.  

El ‘Bati’, el delantero más letal de los años 90 hoy pasa una mala hora –tal vez la peor de toda su vida– que inició con su profundo amor y obsesión por el fútbol y por anotar goles. Él atraviesa un duro drama que tiene su génesis en las lesiones sufridas mientras era futbolista. 

En sus 17 años en las canchas, Batistuta sufrió una serie de lesiones que pasaron a ser tristemente irreversibles. En su afán de jugar, en muchas ocasiones el delantero se infiltraba para lograr mitigar los dolores de los golpes que sufría en el campo. 

Su mismo profesionalismo lo llevó a quedarse sin cartílagos en las articulaciones de los dos tobillos. Sin tener esa parte esencial en el cuerpo se da el contacto entre los huesos que lleva a cualquier persona a vivir una verdadera pesadilla por el dolor extremo que se puede experimentar. 

Dejé el fútbol y de un día para otro no podía caminar más. No al mes, a los dos días no podía caminar. Me oriné en la cama teniendo el baño a tres metros porque no me quería levantar”, contó hace unos años frente a este lamentable drama que está viviendo todavía. 

Por eso, el ‘Bati’ tomó la decisión de someterse a una cirugía para lograr superar ese drama físico. En un hospital suizo, el delantero pasó por la reconstrucción de su tobillo izquierdo con una prótesis. Con esto, el exfutbolista le apunta a dejar de vivir esos dolores que hoy le impiden caminar. Si todo sale según los proyectado en los tres meses de recuperación, Gabriel Omar pasará de nuevo por el quirófano para recuperar su tobillo derecho. 

El prestigio del Bati 

Gabriel Batistuta por muchos años ostentó el título de máximo goleador de la Selección Argentina. Fue solo hasta la aparición de Lionel Messi, considerado en el top 10 de los mejores futbolistas de la historia, que perdió ese trono. El delantero, que fue rompiendo redes en cada cancha que se paraba, es reconocido por la forma impecable de posicionarse de cara al gol. Y es que alcanzó a anotar la ‘bobadita’ de 356 goles en 632 partidos, una marca envidiable. Con la Selección Argentina llegó a 54 tantos en apenas 78 presentaciones. Su registro es superado por ‘Leo’ con 68 tantos en 136 juegos. “Me jodió bastante. Era un honor. Vas dando vueltas por el mundo y dices: ‘Yo soy el máximo goleador de la selección argentina’. La ventaja que tengo es que vengo después de un extraterrestre”, dijo al ser superado por Messi. 

Cifras de Gabriel Batistuta 

Mundiales jugados 

  • Estados Unidos 94 
  • Francia 98  
  • Corea-Japón 2002 

Copas América ganadas 

  • Chile 1991  
  • Ecuador 1993 

Copa Confederaciones ganada 

  • Copa 1992 

El palmarés de Gabriel Omar Batistuta no es menor al mirar su paso por los clubes. Varios clubes en Argentina e Italia disfrutaron del delantero que dio todo de sí por el mejor espectáculo del mundo: el fútbol. 

  • Newell’s Old Boys (1988) 
  • River Plate (1989-90) 
  • Boca Juniors (1990-91) 
  • Fiorentina (1991-2000) 
  • Roma (2000-02) 
  • Inter (2002-03)  
  • Al-Arabi (2003-05)
[VIDEO] Así era la calidad de los goles de Gabriel Batistuta

Luego de haberse retirado del fútbol en Qatar, el ‘Bati’ ha preferido dejar en el olvido todos esos recuerdos del fútbol. Como si se tratara de un método para alejarse de cualquier catarsis, él ha preferido que en su casa en Reconquista (Santa Fe-Argentina), no estén presentes recuerdos de esa exitosa trayectoria. 

Hoy en día, en medio de su recuperación, los amantes del fútbol siguen dándole su mejor aliento a Gabriel Batistuta en ese proceso de recuperación.

Fuente
Sistema Integrado Digital
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido