Cargando contenido

Cuatro deportistas excluidos por dopaje la víspera de los Juegos Olímpicos

Las puertas de los Juegos Olímpicos de Londres se han cerrado este jueves, víspera de la ceremonia de apertura, para dos levantadores de peso turcos, un lanzador de disco húngaro y un saltador de altura griego, implicados en casos de dopaje.

Los casos de dopaje se acumulan estos últimos días, a pesar de que las federaciones y agencias nacionales tenían por misión redoblar los controles en los mese anteriores sobre los potenciales seleccionados con el fin de cerrar el paso a los adeptos a las píldoras mágicas. Una de las esperanzas griegas, Dimitris Chondrokoukis, de 24 años, que se proclamó campeón del mundo en sala en Estambul en marzo gracias a un salto de 2,33 m, su récord personal, dio positivo por stanozolol, un esteroide anabolizante. "Mi hijo no participará en los Juegos Olímpicos dejando atrás el sueño de toda una vida", anunció su padre y entrenador, Kyriakos Chondrokoukis, tras haber sido advertido por la Federación Griega de Atletismo. "Aunque creemos que la historia es irreal, no tenemos intención de contestar el resultado de la prueba. En cambio, vamos a considerar el análisis de la segunda muestra, y enviar ambas a otro laboratorio", dijo el padre, que también ha dimitido. Por negarse a someterse a un control antidopaje el 11 de agosto de 2011, una infracción considerada por las reglas antidopaje como un positivo, el lanzador de disco húngaro Zoltan Kövago tampoco podrá competir en los Juegos. Se había beneficiado primero de la clemencia de la agencia húngara antidopaje, pero la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) recurrió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) que condenó este jueves al lanzador a dos años de suspensión. Es el segundo lanzador de disco húngaro apartado de los Juegos en los últimos días, ya que su compatriota Robert Fazekas, dio positivo por esteroides y se arriesga a recibir una sanción de por vida, después de que ya hubiera sido descalificado tras su victoria en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004. El equipo olímpico turco de halterofilia, uno de los grandes deportes del país, perdió este jueves a dos de sus miembros: Fatih Baydar, medalla de plata de los menos de 85 kg en el Campeonato de Europa, e Ibrahim Arat han sido apartados después que los análisis a los que fueron sometidos el 7 de julio hayan dado resultados anormales. "Los responsables de la institución antidopaje nos han dicho: +se ha constatado la presencia de estos productos, pero no podemos dar detalles sobre las cantidades+. Como había sospechas, los hemos apartado del equipo", declaró el presidente de la Federación Turca de Halterofilia (THF), Hasan Akkus, citado por la agencia Anatolia. El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), John Fahey, se felicitó el martes por los esfuerzos para detectar posibles casos de dopaje antes de los Juegos avanzando que 107 atletas han sido sancionados por dopaje en el último semestre. Entre ellos, la figura ucraniana Nataliya Tobias, medalla de bronce de los 1500m femeninos en los Juegos Olímpicos de Pekín. Dio positivo en los análisis complementarios efectuados sobre muestras tomadas durante el mundial de atletismo de Daegu el pasado año: la suya contenía testosterona.
En esta nota