Cargando contenido

Fernando Alonso, piloto español
Fernando Alonso, piloto español
AFP

Fernando Alonso, a reforzar su liderato en el Mundial de resistencia en Silverstone

El español afrontará las Seis Horas de Silverstone junto a Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima.

El español Fernando Alonso, doble campeón del mundo de Fórmula Uno -categoría en la que no correrá en 2019-, buscará reforzar su liderato en el Mundial de resistencia en las Seis Horas de Silverstone, prueba que afrontará junto a sus compañeros en el equipo Toyota Gazoo Racing, el suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima.

Alonso llega al legendario circuito inglés encabezando el WEC (siglas en inglés de la competición: World Endurance Championship) junto a Buemi y Nakajima, con los que ganó las dos primeras pruebas, las Seis Horas de Spa-Francorchamps (Bélgica), en mayo; y las 24 Horas de Le Mans (Francia), en junio. Dos carreras que se repetirán en 2019, en una 'súper-temporada' que se cerrará con la prestigiosa prueba gala el fin de semana del 15 y 16 del próximo mes de junio.

Alonso, de 37 años, que anunció que en 2019 no competirá en Fórmula Uno -categoría en la que logró los dos Mundiales y los 32 triunfos que cuenta España en toda su historia- apuró sus vacaciones en su Asturias natal antes de trasladarse a la mítica pista inglesa, donde arrancan los entrenamientos libres, que se completarán antes de la calificación que ordenará la parrilla de salida de la carrera dominical.

A bordo del coche número 8, Alonso y sus dos compañeros intentarán reforzar su primer puesto en un campeonato en el que suman 65 puntos, veinte más que el otro Toyota TS050-Hybrid (el 7), que pilotan el inglés Mike Conway, el argentino José María 'Pechito' López y el japonés Kamui Kobayashi -que fue compañero en Sauber, cuando competía en F1, del mexicano Sergio Pérez-.

La tercera plaza del Mundial de resistencia, en su clase principal, la LMP1, la ocupa, con 38 puntos, el trío del equipo Rebellion Racing que integran el estadounidense Gustavo Menezes, el suizo Mathias Beche y el francés Thomas Laurent.

Alonso anunció que el año que viene no hará el Mundial de F1, en el que debutó a bordo de un Minardi en 2001, dos años antes de ganar -con 22, convirtiéndose entonces en el más joven vencedor de la historia- su primera carrera, con Renault, escudería con la que festejó sus dos Mundiales, en 2005 y 2006. El asturiano, que pilotó cinco años para Ferrari (2010-14), cerrará este año su cuarto curso para el olvido con McLaren -equipo en el que también militó en 2007- y el decimoséptimo en la categoría reina, en la que, de entre los activos, sólo el inglés Lewis Hamilton y el alemán Sebastian Vettel mejoran su palmarés.

El español, doble vencedor del Gran Premio de Mónaco, busca nuevos retos. Y habiendo afirmado que su meta es la 'Triple Corona', tras haber ganado con Toyota en junio las 24 Horas de Le Mans, sólo le quedaría anotarse las 500 Millas de Indianápolis para emular al inglés Graham Hill, único que se ha adjudicado las tres carreras más prestigiosas del automovilismo.

Silverstone -que durante la Segunda Guerra Mundial sirvió de aeródromo a la Royal Air Force (RAF)- es un mítico circuito que albergó, en 1950, el primer Gran Premio de la historia de la Fórmula Uno. Una pista de 5.891 metros en la que Alonso ganó dos veces: en 2006 (el año de su segundo título), con Renault; y en 2011, a bordo de un Ferrari.

El ovetense explicó al llegar el jueves a Inglaterra, sin descartar del todo un retorno más adelante, que decidió no seguir en la F1 porque "la acción en pista es pobre", en una categoría en la que, según él, se habla más de lo que pasa fuera que dentro de la misma.

Alonso -"feliz y orgulloso" por haber ganado "a la primera" las 24 Horas de Le Mans-, busca nuevas metas, que anunciará más adelante y que podrían pasar por la Fórmula Indy, pero que en un futuro inmediato apuntan a intentar festejar el Mundial de Resistencia.

En Silverstone, Fernando volverá a disfrutar pilotando un Toyota ganador, aunque en esta ocasión se enfrentará a un desafío renovado de seis coches LMP1 no híbridos después de las actualizaciones de las normas de 'Equivalencia de Tecnología' diseñadas para ofrecer más rendimiento a sus rivales. Estos se beneficiarán de un mayor flujo de combustible -un 43,75 por ciento más que el TS050 Hybrid- y algunos de reducciones de peso mínimo.

"A diferencia de Le Mans, ésta es una pista que conozco muy bien y ya he experimentado el nuevo asfalto del circuito, así que espero que pueda ayudar al equipo a tener cierta ventaja. Hasta ahora, la temporada del WEC ha sido perfecta, así que quiero seguir así este fin de semana", declaró Alonso, que este año completará 27 pruebas.

Tras competir en Inglaterra, el astro astur afrontará otros dos fines de semana seguidos de carreras, con la reanudación del Mundial de F1: en Spa (Bélgica) y en Monza, sede del Gran Premio de Italia.

Pero antes intentará revalidar para Toyota el triunfo que lograron el año pasado en las Seis Horas de Silverstone Buemi y Nakajima, en aquella ocasión junto al inglés Anthony Davidson.

Fuente
EFE
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido