Cargando contenido

Jordan Spieth con la Claret Jug en 2018
Jordan Spieth muestra la Claret Jug, la copa que lo acreditaba como el campeón del Abierto Británico de golf en 2018
Agencia AFP

El británico abre sus apuestas 

Apostar hoy en el golf es casi como jugar a la ruleta rusa.

No hay un solo jugador que venga en racha y que sea tan consistente como para que todos volteen sus ojos hacia él cuando pisa algún campo. No hay uno que sea el que todos esperan; el que todos quieren ser. No hay un jugador que esté arrastrando masas o que esté popularizando más que otro este deporte.  

Números uno vienen y van; no hay jugador absoluto. No hay siquiera dos o tres que peleen codo a codo. Son todos muy parejos y con chispazos que los llevan a ganar unos cuantos torneos en una temporada brillante para desaparecer de los primeros lugares del ranking al siguiente año y así  darle paso a otros chispazos temporales.

Son todos muy parejos, muy jóvenes… y muy buenos todos, dirán algunos con razón. Pero el deporte necesita de ídolos, de líderes indiscutibles a los que todos quieran emular. Necesita ese abanderado que dé gusto mirar, que tenga un juego potente, pero preciso; que posea estrategia y que sea capaz de hacer figuras con la bola que sirvan de inspiración para películas y videojuegos. Ese que llene campos y que hasta venda camisetas, palos y talegas por el simple hecho de ser él quien los lleva.

De ello adolece hoy el golf y por eso, de cara al abierto británico que se jugará la próxima semana en el campo de Carnoustie de Escocia, se hace casi imposible hablar un gran favorito para el tercer major de esta temporada. La prueba está en que en las diferentes casas de apuestas a nivel mundial es muy difícil encontrar una lista de favoritos que se parezca a otra. Puede haber coincidencia en algunos nombres, sí, pero ni siquiera en la ponderación de la apuesta entre uno y otro hay similitudes. 

Revisando los principales listados de los apostadores quise sacar una lista de diez jugadores entre los que creo que puede quedar la preciada Claret Juge, la jarra que recibe el ganador como trofeo.

La lista de quiénes pueden estar cerca del triunfo en ocho días es la que sigue, pero el orden en que los he puesto es completamente aleatorio; no por orden de posibilidades necesariamente.

Rickie Fowler

Siempre me ha gustado su juego. Ha sido criticado y en algún momento dijeron que era el jugador más sobrevalorado del golf, hasta que ganó el Players (considerado como el quinto major) en 2015; en el que ha sido tal vez su mejor año. Un jugador agresivo pero irregular que este año ha alcanzado dos segundos puestos y un T4.  Sus fanáticos esperan menos fotos en Instagram y un poco más de triunfos. Ganancia posible entre 15 a uno y 17 a uno.

Justin Rose

Es constante pero no necesariamente arrollador en triunfos. Cuando se pensaba que había despegado su carrera se quedó atascado. De todas formas le va mejor en el exterior que en los torneos de la PGA, aunque el abierto británico no es su lugar más cómodo. Este año lleva dos victorias y un tercer puesto. Ocupa el tercer lugar en el ranking.  Entre 13 a uno y 17 a uno. 

Dustin Jhonson

El número uno del mundo siempre será favorito, sea quien sea éste. Su golpe de drive bajo es muy bueno en campos que manejan fuertes vientos, como el que deberá enfrentar la próxima semana. Acumula 18 victorias en el PGA, entre ellas el abierto en 2016, ninguna por fuera de casa. Dos triunfos y un T2 este año. Apuestas de 12 a uno y 13 a uno.

Henrik Stenson

¿Y porqué no? No ha tenido necesariamente un año brillante. Sin embargo, en el último Abierto de Escocia protagonizó una de las mejores jornadas en la historia del golf. Es de los veteranos del torneo y en este abierto tienen más posibilidades de ganar los mayores que los jóvenes según las estadísticas. Un cuarto puesto, un T2 y un T5 este año y es 17 en el ranking. Las casas le dan entre 26 a uno y 29 a uno. No le creen mucho.

Jordan Spieth

No viene bien. Hace tres años rompía récords y se acercaba peligrosamente a registros hechos por Tiger Woods, pero el impulso duró poco. Es el campeón defensor; eso ya lo pone en la baraja, pero los últimos meses han sido muy duros y se ha quedado en dos cortes seguidos. Aún así es el sexto del mundo. Curiosamente las casas le dan la misma posibilidad: ganancia de 21 a uno en todas.

Justin Tomas

Justin siempre estará cerca de Jordan, no solo por su amistad, sino por sus logros; pero está jugando mejor que su amigo. Dos títulos este año y un segundo puesto en México. Es el segundo del ranking mundial y va carrera del primer lugar. El abierto no necesariamente es su torneo; sus participaciones han sido pobres por decirlo menos. Apuestas de 26 a uno y de 21 a uno.

Brooks Koepka

Cuando uno gana el abierto de Estados Unidos dos veces seguidas - y este año en un campo tan parecido al que se va a ver a partir del próximo miércoles en Escocia - hay suficientes razones para creer en él. Conoce los campos de Europa. En 2018 aparte del Abierto no ha ganado más; solamente un segundo lugar en el Fort Worth Invitational. Es cuarto del mundo. De 21 a uno a 23 a uno.

Tommy Fleetwood

Puso a sudar petróleo a Koepka en la última jornada del US Open y, aunque no ha ganado este año y no tiene muchos triunfos en su carrera, es un jugador en ascenso y protagonista en los últimos tiempos. Tal vez de esta lista es el de menos probabilidades, pero también el que mayor sorpresa puede dar. En el US Open hizo un brillante 63 en la ultima jornada. Es el 10 en el ranking mundial; un segundo puesto, un cuarto y un T4 este año. Para tener en cuenta, las apuestas le dan exactamente la misma valoración que a Justin Tomas.

Rory McIlroy

El ex número uno del mundo juega en casa. Es un jugador potente y decidido. A lo largo del año ha sido parejo y constante aunque solo tiene un triunfo, un T5 y un T8. Hoy es el numero ocho del mundo y, aunque tiene un saque largo, el green le viene jugando malas pasadas en la últimas semanas. Ha ganado 23 veces en su carrera y los apostadores le creen: entre 15 a uno y 17 a uno.

Tiger Woods

La única forma de que Tiger no esté entre los favoritos es que no se haya inscrito. Carnoustie no necesariamente ha sido bueno para él. Un T7 y un T12 en sus dos participaciones en este campo. Ahora lleva a cuestas una larga sequía de triunfos. Pero regresó este año y ha sido protagonista. Unos desconocidos nervios en él, tal vez por la ansiedad de volver por sus fueros, y unos puts demasiado largos en su recorrido han impedido que vuelva a ganar. Pero Tiger es único y nunca se puede descartar. Un favorito que está en el puesto 69 del ranking mundial y que este año ha tenido un T2, un T4 y un T5. En las apuestas hay diferencias marcadas; están entre 23 a uno y 29 a uno.

Fe de erratas: Había omitido en mi texto el US Open que ganó Dustin Johnson en 2016. Corregido gracias a @goyoflorez

 

En esta nota
Imagen
Imagen
Imagen
Tiger Woods

Cargando más contenidos

Fin del contenido