Cargando contenido

Juan Sebastián Cabal-Robert Farah, final Us Open 2019
Juan Sebastián Cabal-Robert Farah, final Us Open 2019.
AFP

El tenis no es un deporte de niños ricos

Para hablar bien del fútbol no hay que hablar mal de otros deportes como el tenis.

Activar video en presentación
Desactivado

Con ocasión del triunfo reciente de Juan Sebastián Cabal y Robert Farah en el US open y el consecuente despliegue que le dimos en nuestros diferentes espacios deportivos, algún tuitero escribió reclamando porque hablamos de deportes destinados a niños ricos como el tenis, que nos dediquemos más bien a hablar de fútbol.

Nadie puede dudar que el fútbol es igualador social por excelencia; que más allá de ser un deporte, es el fenómeno cultural más relevante de nuestra era y que genera un nivel de interés general que va más allá de lo imaginable.

Vea también: Así se inspiró Camila Osorio en Cabal y Farah para ganar el US Open junior

Pero para hablar bien del fútbol no hay que hablar mal de otros deportes. En particular el tenis es un deporte que podría ser más cercano a la gente. Su fama de deporte elitista, bien ganada en su momento, no se compadece con las posibilidades que ofrece para practicarlo hoy en día.

La Federación Colombiana de tenis cuenta con veinte ligas adscritas, todas con la disponibilidad de canchas públicas en idéntico número de departamentos. Ciudades como Barranquilla, Medellín, Bogotá, Cali, Valledupar, Cartagena y Cúcuta, cuentan con una oferta adicional de canchas públicas al alcance de todos cuyo uso tiene costos módicos y en algunas ocasiones gratuito. Esto sin contar con las facilidades que las cajas de compensación disponen para sus afiliados. Hacer parte de una clase grupal para comenzar a jugar puede costar, exagerando, unos cinco mil pesos por persona.

Le puede interesar: Rafael Nadal se acostumbró a que las cosas no son fáciles: Toni Nadal

Para practicarlo e incluso hasta que se llegue a un nivel intermedio tan solo se necesita un par de tenis con la suela adecuada (lisa, sin taches), y una raqueta cuyo costo puede oscilar entre 250 y 400 mil pesos, inversión que se debe hacer una sola vez.

En caso de preferir jugar en práctica libre con algún amigo, se requerirá de un tarro de bolas, que puede servir para unas cuatro o cinco prácticas en perfecto estado. Su costo está alrededor de los 15 mil pesos.

El tenis se caracteriza por ser un deporte que lo enfrenta en realidad a uno con uno mismo. Es retador en lo mental, en lo físico y en lo técnico, es relativamente fácil de aprender y muy fácil de volverse adicto. El reto es poner la mente en ceros cuando el corazón esté a mil.

Por otra parte, se cuentan por cientos los colombianos de bajos y medianos recursos que han logrado una beca para estudiar en Estados Unidos gracias al tenis. En este caso, más que en ningún otro, la inversión es muy baja si se equipara con lo que se puede conseguir.

Llegar a ser profesional del tenis no es fácil y tan solo los cien primeros del ranking mundial pueden vivir cómodamente de él, pero algo similar sucede en todos los deportes.

De cualquier manera, sea cual sea la edad o el objetivo, el tenis, en lo económico, está más al alcance de todos que la mayoría de deportes. Vale la pena intentarlo.

Fuente
Antena 2
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido