Cargando contenido

Video Assistant Referee
Video Assistant Referee (VAR)
AFP

El VAR va a matar el fútbol lentamente

El ingreso del video como ayuda arbitral no está cumpliendo con su propósito, pero sí está perjudicando al juego.

Desde su aparición 'estelar' el 14 de diciembre de 2016 en el juego por el Mundial de Clubes entre Atlético Nacional y el Kashima Antlers, el Video Assistant Referee comenzó a generar polémica, aunque en aquel entonces había esperanza en su correcto funcionamiento.

En aquel juego, un choque entre Orlando Berrio y un jugador japonés fue sancionado como penal, casi 4 minutos después, por el árbitro húngaro Viktor Kassai, tras ser advertido por los asistentes del VAR.

Desde ese día, el VAR fue ganando adeptos, contradictores, importancia y relevancia en el medio futbolístico internacional. La FIFA, en su afán de negocio, decidió impulsar dicha tecnología, con la excusa de encontrar un mecanismo que le proporcionara un nivel más lato de justicia al fútbol.

Pero el objetivo de su utilización es falaz, ya que el video tampoco ha sido garantía de pleno acierto y, por ende, tampoco de justicia. ¿La razón? Si la tecnología va a ser operada con la misma incompetencia y por los mismos árbitros negligentes que le han hecho daño al fútbol, no tiene sentido su irrupción en el fútbol.

El caso de Nacional no es aislado; en River Plate aún se lamentan con la desastrosa actuación de Wilmar Roldán y el VAR en la semifinal de la Copa Libertadores 2017 ante Lanús; en la Copa Confederaciones 2017 a Chile le negaron un gol legítimo de Eduardo Vargas por un presunto fuera de lugar; y en la final ante Alemania del mismo certamen, a los australes les perdonaron la expulsión de Jara, por agredir a Timo Werner.

Para no ir muy lejos, al pobre Arley Rodríguez, que anota un gol cada lustro, le arrebataron un gol legítimo que pudo darle la victoria a Santa Fe sobre Cali, en la actual edición de la Copa Sudamericana; y en la reciente fecha de la Bundesliga fueron perjudicados el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund por acciones similares.

¿Qué se ha conseguido con el VAR? Que el fútbol pierda ritmo, que se haga lento; el balompié ha perdido naturalidad y ahora se ve abocado a suplir la codicia de los dirigentes que han apostado con altas inversiones a un recurso poco funcional.

Hay quienes prefieren hablar del carácter evolutivo del fútbol, pero yo creo pertinente dejarle ese tema al darwinismo. En el fútbol, las transformaciones se pueden encontrar en los cambios de esquema, desde la pirámide invertida hasta el popular 4-3-2-1, que tan de moda está hoy en día; o quizá en revoluciones tácticas de Rinus Michels que derivaron en gloriosas épocas del Ajax, la Selección de Holanda y el Barcelona de Johan Cruyff. La evolución de fútbol es el mismo fútbol.

El VAR está matando el fútbol porque le ha desgarrado su magia y le arrebató esa combinación entre espíritu, raíces y crudeza que lo posicionaron como el deporte más popular del orbe. El error, inocente, debe hacer parte del juego; en cambio, el video lo que ha hecho es ampararlo bajo un manto de legalidad.

Hasta aquí, en la UEFA ha primado al sensatez y la Champions League no ha sucumbido al show mediático que el VAR le está proporcionando a la FIFA, pero el fútbol está pagando la demagogia de Infantino y compañía.

Fuente
Antena 2
En esta nota
Imagen

VAR

Imagen
River Plate
Imagen
FIFA

Cargando más contenidos

Fin del contenido