Cargando contenido

James Rodríguez volvió a ser titular con la Selección Colombia en el partido ante Estados Unidos
James Rodríguez volvió a ser titular con la Selección Colombia en el partido ante Estados Unidos
AFP

James, el caprichoso

El talento nadie lo pone en duda, pero sus actitudes a veces cansan, tal como está pasando en el Bayern Munich.

La clase de James Rodríguez siempre será digna de admirar y en la memoria quedará perenne el gol a Uruguay en el Mundial de Brasil 2014. Talento es lo que le sobra al colombiano cuando toma el balón y está en esos días donde su calidad se impone, sea el rival que sea. La zurda del ‘10’ estará al servicio del espectáculo. 

Sin embargo, a James le hace falta algo más para entrar de lleno a la élite del fútbol mundial, con el reloj empezando a apurar a sus 27 años. Quien vea al colombiano, no tendrá dudas de todo su potencial, pero las aspiraciones se quedan cortas cuando afloran los problemas de ‘J10’ con los entrenadores, vaya a donde vaya. 

Vea también: Bayern Munich tomó una decisión con el técnico Niko Kovac

En el Mónaco sufrió problemas de adaptación cuando el técnico era Ranieri; luego, con el Real Madrid, las cosas comenzaron a ir a mal con la llegada de ‘Rafa’ Benítez antes de que Zinedine Zidane lo designara como suplente habitual en el cuadro 'merengue'. 

Se creía que en el Bayern Munich la situación sería diferente. Si bien fue un pedido de Carlo Ancelotti, James no dio el rendimiento que estimaba el italiano, quien dio paso a Jüpp Heynckes. Bajo la tutela del alemán, el cucuteño cambió, fue protagonista, pero a la hora de los momentos decisivos no intervino realmente. 

...Hasta le pidió perdón al Real Madrid cuando le hizo el gol en la Champions, toda una bofetada a los hinchas muniqueses. No obstante, esa actitud se la perdonaron ante el arribo de Nico Kovac, adiestrador con el cual ya tuvo sus primeros roces. 

Le puede interesar: Juventus estaría nuevamente interesado en James Rodríguez

James, no está demás recordar, hace parte de uno de los mejores equipos del mundo, múltiple campeón de Champions que siempre aspira a lo más alto. Es decir, el colombiano no se puede quejar y se encuentra ante la gran oportunidad de dar ese salto tan esperado que lo ponga a altura de un Hazard, de un Griezmann, por no hablar de un Coutinho, un Sergio Agüero o por qué no, un Mbappé

Frente a Estados Unidos, hubo derroche de capacidad en ese primer tanto que marcó con Colombia en Tampa. Así y todo, uno quiere ver más de James, luciendo de esa forma domingo tras domingo y no cuando se le viene en gana. 
 

Fuente
Antena 2
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido