Cargando contenido

Pep Guardiola, Manchester City, Barcelona
Pep Guardiola es candidato para dirigir a la Juventus.
AFP

Pep, coleccionista de títulos y buen fútbol

Se hace necesario ponderar la propuesta de juego de Pep. Inevitablemente, las formas e ideales que propone marcan pauta.

Recién pude leer una publicación, en el diario Marca, que destaca la prolijidad  en materia de consecución de títulos del entrenador catalán Pep Guardiola. El material en mención indica que Pep, luego de conquistar en esta calenda con el Manchester City el afamado e inusual póker en la Premier League: Liga, Copa, Copa de la Liga y Supercopa, ya ostenta 27 trofeos como entrenador desde que asumió la dirección del Barcelona en 2008.

Guardiola, dentro del escalafón de los técnicos más laureados de la historia, ocupa la cuarta posición, algo distante del afamado Sir Alex Ferguson, quien estuvo en el banquillo 38 temporadas en las cuales pudo cosechar 48 títulos. Sir Alex refleja una dilatada carrera pero, de forma concomitante, respaldada por una generosa cosecha de coronas.

Volviendo al hilo en lo referente al catalán, queda claro que, su momento de albores de carrera como orientador de élite, fue cumbre al frente del Barcelona; plasmando en su primera temporada un sextete sorprendente para luego dejar en su culminación como timonel de esta escuadra una estela de 14 títulos de 19 posibles: tres Ligas, dos Copas, tres Supercopas, dos Champions, una Supercopa de Europa y dos Mundiales de Clubes.

Vea también: Guardiola será técnico de Juventus el 14 de junio, aseguran en Italia

Después, sus éxitos han sido constantes en Bayern Múnich y Manchester City. En el balompié de Alemania atrapó tres Ligas, dos Copas, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes. Con el Manchester ha disfrutado de: dos Ligas, una Copa, dos Copas de la Liga y una Supercopa.

Luego del repaso estadístico, valioso por demás, se hace necesario ponderar la propuesta de juego del timonel europeo. Porque, inevitablemente, las formas e ideales que propone Pep marcan pauta a nivel global.

La estética en el funcionamiento de sus escuadras está al orden del día. El juego, ordenado y pulido, es inmutable. Desde el expresivo “Tiki-taka” del Barcelona, la exposición de juego de sus equipos, más allá de los recursos humanos que posea, ha tratado de sostenerla. Es su paradigma.

La tenencia de la pelota es el mejor argumento, potenciado con progresión colectiva en zona rival; ensanchando el juego y distribuyendo el balón hacia el centro, con pases acompasados y rápidos dependiendo de la zona de la cancha.

El estilo de juego de Guardiola es una ofrenda al fútbol exquisito, ese que llena el paladar de los más exigentes. Irradia una combinación flexible pero responsable de la táctica y la estrategia. Un lujo que podemos apreciar en este tiempo; un estilo que perdurará por siempre. 

Fuente
Antena 2
En esta nota
Imagen
Imagen
Barcelona

Cargando más contenidos

Fin del contenido