Cargando contenido

Reinaldo Rueda
Reinaldo Rueda, técnico de la selección chilena.
Foto: AFP

¡Que no ruede más!

El colombiano es presa de las voraces críticas de la prensa chilena y los comicios en la ANFP podrían sellar su destino.

¿Cuál será el empecinamiento de los dirigentes de la FCF en buscar otro técnico extranjero para la Selección Colombia? ¿Qué perfil es el que buscan? ¿Cuáles son las características que les seducen para elegir al siguiente ‘prócer’ que lleve a la ‘Tricolor’ a Catar 2022?

Son interrogantes que parecen alejarse de lo futbolístico y se asociarían más a la desorientación o a los intereses económicos que generalmente prevalecen en sus determinaciones.

La mediocridad, disfrazada por el exitismo y folclorismo nacional, que el proceso de José Pékerman arrojó tras las dos últimas citas mundialistas, asoma como el ítem clave que habría llevado a los ilustres federativos a ir a la caza del portugués Carlos Queiroz.

Pero esto no es una diatriba contra Queiroz, cada quien puede emitir sus propios juicios escudriñando en la carrera del técnico luso, topándose con proyectos a medio terminar y descubriendo que ni en el Real Madrid ni en el Metrostars ni en Portugal tuvo una campaña notable.

Es más, intenté apoyarme en su palmarés para entender qué méritos lo llevarían a ocupar el banco colombiano, pero en el proceso estuve más cerca de comprender cómo el Bosón de Higgs (o ‘Partícula de Dios’) podría destruir el universo, ya que en ningún rincón del espacio-tiempo pude hallar un solo título del seleccionador de Irán.

Dicho esto, me enfoco en el leitmotiv que debería haber desarrollado desde el comienzo, en el deseo de que a la Selección llegue un verdadero estratega de ribetes internacionales; de capacidades absolutas de liderazgo, táctica, técnica, preparación física y audacia. Y ahí están, los Osorio, los Suárez, los ‘Bolillo’ y los Rueda.

Y ya que la eficiencia de los directivos ‘cafeteros’ optó por desviar la mirada y seguir en el hallazgo de extranjeros iluminados, pues se perdieron esas opciones para el aprovechamiento del talento patrio.

Pero, ¿por qué no hacer algo llamatívamente colombiano?, ¿algo tan inherente a nuestras raíces y tan impregnado en nuestra sangre y en nuestra cultura? ¿Por qué no ser cómplices del caos y tomar réditos del desorden y la improvisación ajenos?

Pues en la ANFP de Chile están a punto de cometer la misma ignominia que desterró a Reinaldo Rueda de la Selección Colombia hace 13 años, luego de haber hecho una excelente campaña camino a Alemania 2006.

El extécnico de Atlético Nacional llegó a suelo austral precedido de sus títulos con los ‘Verdolagas’, de su Copa Libertadores, de su Recopa Sudamericana, de su podio en el Mundial Sub 17 de EAU en el 2003, del subcampeonato de la Copa Sudamericana con Flamengo y de su experiencia mundialista con Ecuador y Honduras.

El crédito allí se terminó rápido, puesto que los últimos resultados no se le han dado y la prensa chilena comenzó a pedir su cabeza; además, a nivel institucional se avecinan cambios si Sebastián Moreno, representante de Arturo Salah en el oficialismo, no es elegido como nuevo presidente de la ANFP.

En Chile especulan con que el cambio de mando en el directorio impulsaría la salida de Rueda, pese a que Jorge Uauy, presidente de Palestino, y Harold Mayne-Nicholls, extitular de la entidad, han expresado, timoratamente, su respaldo al proceso de Reinaldo Rueda.

El estratega ha entrado en conflicto con los periodistas y las conferencias de prensa se han transformado en una caza de brujas, en donde su actual seleccionador es el principal combustible de la hoguera.

Asimismo, en las últimas horas, algunos medios de comunicación al sur del continente especularon con que el orientador vallecaucano podría presentar su renuncia debido a los problemas de salud de la señora Orfa Rivera, su mamá.

Desde la FCF tendrían que estar pendientes de la resolución del caso Rueda, que sea lo mejor para él; aunque, seguramente, lo mejor debería ser estar al mando de la ‘Tricolor’, con materia prima de mejor calidad y con la posibilidad de realizar un proyecto más rentable.

Que el caos nos ayude porque con el orden no se puede contar; que lo despidan, que se canse, que no vuelva más a Chile y, ojalá, que los dirigentes chilenos se contagien de la sabiduría, celeridad y erudición tan característicos en las instituciones colombianas y tomen la mejor decisión para Reinaldo Rueda.

Fuente
Antena 2
En esta nota
Imagen
Selección Colombia
Imagen

Cargando más contenidos

Fin del contenido