La Selección Colombia tiene la oportunidad de hacer historia en Rusia 2018
La Selección Colombia tiene la oportunidad de hacer historia en Rusia 2018
Foto: AFP

Son solo 7 partidos, Colombia

¿Para qué se compite si no es para ganar? Reescribir la historia puede ser posible…ya ha pasado antes

El Mundial de Fútbol de la FIFA es un torneo que dura un mes: corto por naturaleza, pero exigente en contenido. Querer ganarlo es cuestión de saberlo jugar, al fin y al cabo, son solo 7 partidos para tocar la gloria.

Aterrizándonos a lo que nos corresponde, ¿qué le falta a Colombia para ganar una Copa del Mundo? Muchos podrán decir que historia, una liga de mayor categoría, clasificar más a los Mundiales, etc. El hecho es que todo se puede escribir día tras día, partido tras partido y ahora la ‘Tricolor’ está a las puertas de volver a empezar, volver a intentarlo, con la experiencia de haber caído hace cuatro años en la fase de cuartos contra una tibia Brasil.

Soñar ganar un Mundial es fácil, todos lo sueñan, o sino no jugarían; pero tener los pies en la tierra y pensar que sí es posible, eso ya es otra cosa… Tal vez Colombia no está dentro de ese grupo selecto; lo estuvo sí, por allá en Estados Unidos 94… pero eso ya es otra historia.

Revisando qué es lo más importante (además del juego) para alzar la Copa del Mundo, la mentalidad es la característica que ha sobresalido en todos los campeones desde 1930 hasta el 2014. ¡Eso es lo que le falta a Colombia, ya que talento tiene!

Estar tranquilos ante la adversidad y saber manejar los nervios frente a la responsabilidad de conocer lo que se está jugando es difícil de sobrellevar. Los nervios pueden hacer que el cuerpo no responda en ocasiones, después aparecen con las dudas preguntas de ¿será que si puedo? Eso sí, el secreto de todo vendrá desde el líder, el cuerpo técnico o directamente el capitán, en este caso Radamel Falcao García.

Lo primordial es darse cuenta de que todos son campeones por primera vez en algún momento de la historia frente a cualquier adversidad, superándose a sí mismos; ¿por qué no puede estar Colombia en dicho grupo?

Frases como “los de afuera son de palo” (Obdulio Varela, capitán uruguayo en la final del 1950 ante Brasil, recordado Marcanazo) generan un valor extra dentro del terreno de juego durante el torneo y es una gran pizca de nacionalismo puro que significa representar a todo un país. Ahí podría estar la clave para el equipo colombiano…

Llenarse de nacionalismo, amor propio y tener en la mente solo un objetivo que es jugar los 7 partidos del Mundial; se dejarían los miedos atrás, las eliminaciones pasadas, los cuestionamientos y las dudas, la mentalidad se fortalecería porque ya no estaríamos hablando de un simple juego sino de representar a todo un país. Ello sería hacer más historia, marcar un precedente y llevar a un escalón más alto al fútbol colombiano.

¡Claro que se puede, Colombia! Si se juegan los 7 partidos por mal que le vaya a la Selección será cuarta, tercera o subcampeona del mundo. El nacionalismo vencería a la duda y fortalecería la mentalidad.

Fuente
Antena 2
En esta nota
Imagen
Selección Colombia

Cargando más contenidos

Fin del contenido