Cargando contenido

Phil Mickelson y Tiger Woods listos para la Ryder Cup
Phil Mickelson y Tiger Woods son dos de los últimos llamados a integrar el equipo norteamericano para la Ryder Cup.
Agencia AFP

El ‘dream team’ norteamericano

El equipo armado por Jim Furyk para la Ryder Cup es, de lejos, de los mejores de la historia.

No hubo sorpresas en los tres golfistas anunciados por el capitán norteamericano de cara a la Ryder el martes pasado. Ni siquiera en el factor sorpresa hubo desvíos en lo que parecía lógico. Furyk fue a la fija y escogió los mejores. La semana pasada argumenté las razones por las que creía que Bryson Dechambau y Tiger Woods deberían estar entre los doce elegidos del equipo norteamericano para el ansiado torneo que se jugará en París el último fin de semana de este mes de septiembre. También creí que Phil Mickelson debería ser el tercer convocado y así fue. La lógica se dio totalmente.

Furyk lo dijo: “era obvio” que tenía que llamar a los dos veteranos y a un debutante que ganó dos de los tres últimos torneos que disputó en la recta final de la convocatoria.

Pero más allá de si era previsible o no quiénes iban a ser los invitados a la selección estadounidense, hay que decir que a falta de solo un jugador -que podría ser Tony Finau- el equipo es uno de los mejores de todos los tiempos.  Los nombres y el palmarés individual no deja dudas de lo que puede lograr este equipo.

Entre los convocados se pueden contar nada más y nada menos que 31 grandes torneos entre los jóvenes y los veteranos. A los 14 ‘masters’ que ha ganado Tiger Woods, el último de los cuales celebró hace ya ocho años, se suman los tres muy ‘fresquitos’ de Bruce Koepka, uno el año pasado (el US Open) y dos este año ( el US Open y el Championship). También cuentan los cinco obtenidos por Mickelson, quien de paso batirá el récord del jugador con más copas Ryder jugadas, con doce; y en línea, pues desde su primera convocatoria en 1995 no ha fallado una sola, a diferencia de Tiger que no integraba el equipo hace seis años.

Entre Mickelson y Tiger el récord en los enfrentamientos contra los europeos es casi avasallador. El gran veterano ha jugado 45 partidos en el torneo mundial, de los cuales ganó 18, empató 20 y perdió siete.  El recién recuperado para el golf mundial ha sido menos consistente que Phil y suma 33 partidos, de los cuales ha ganado 13, empatado 17, pero perdido solamente tres.

Ese componente de veteranía marca una gran diferencia con el equipo europeo, que solamente tiene en su grupo un jugador que se acerca a ese numero de encuentros; se trata de Sergio García, quien ha disputado 37 encuentros, con un resultado de 19 victorias, 11 empates y siete derrotas, pero no pasa por uno de sus mejores momentos y hasta sorpresivo fue su llamado, pues muchos esperaban que fuera el también español Rafa Cabrera Bello, quien definitivamente está jugando mucho mejor en las últimas semanas. 

Si García no hubiera sido convocado, ninguno de los jugadores del equipo  hubiera saltado al campo con más de 20 partidos en la Ryder. Su llamado tal vez obedeció a la búsqueda estratégica de un veterano que apoye a jóvenes que llevan una buena temporada como Tomy Fleetwood o Jon Rham que apenas debutarán en el torneo.

Así las cosas, Estados Unidos Unidos tiene todo para llevarse la ansiada copa que intenta demostrar si el mejor golf del mundo está en el continente en donde nació o si, por el contrario, se juega mejor en esta parte del mundo. 

En 1981 los norteamericanos tuvieron otro equipo de ensueño, conformado por Jack Nicklaus, Tom Watson, Lee Treviño, Tom Kite, Larry Nelson, Ben Crenshaw, Hale Irwin, Johnnie Miller y Raymond Floyd. ¿Cuál es mejor? ¿El de este 2018 o aquel de 1981? Solo el resultado lo dirá. Hace 37 años el resultado fue 18,5 contra 9,5 de los europeos. 

 

 

 

Fuente
Antena 2
En esta nota
Imagen
Imagen

PGA

Cargando más contenidos

Fin del contenido