Cargando contenido

América de Cali, subcampeón de la Copa Libertadores de 1996
El conjunto 'Escarlata' es el equipo colombiano con más finales de Libertadores.
AFP

América de Cali, el segundo mejor equipo del mundo

Es el único equipo colombiano que ha ganado cinco títulos de liga de forma consecutiva.

La historia del América de Cali comenzó antes de que se configurara el Fútbol Profesional Colombiano. Según Benjamín Urrea, uno de los fundadores del cuadro ‘Escarlata’, el 13 de febrero de 1927 nació el conjunto americano que a la fecha, ostenta el record de más títulos conseguidos de manera consecutiva en la liga de Colombia.

El nombre que se escogió para el equipo lo puso sin querer el capitán de la Selección de Uruguay de 1924, quien dijo que un buen nombre para un conjunto era América; mientras que el apodo de los ‘Diablos Rojos’ se lo deben a una publicación del medio argentino El Gráfico, en el que un cronista dijo que “los negritos del América parecen unos diablos rojos”.
Fundado como América Football Club, su primer partido se registró con marcador de 3-3 ante el equipo de los Hermanos Maristas, el cual tuvieron que empatar para no perder la cerveza y la comida que les habían ofrecido, según Urrea, mejor conocido como ‘Garabato’. Así comenzó la historia de uno de los clubes más ganadores de Colombia.

En el año que nació el Fútbol Profesional Colombiano (1948), también se constituyó el América de Cali como el primer equipo en hacerse profesional. Sin embargo, pasarían 31 años desde la gestación del FPC para que los ‘Diablos Rojos’ celebraran un campeonato, que a la postre fue el antecedente que les permitió dejar la huella más profunda en el torneo local.

El Pentacampeonato

La era dorada de América de Cali empezó en la década de los 80 con el título de 1979 bajo la conducción técnica de Gabriel Ochoa Uribe, considerado el estratega más importante en la historia del FPC. Luego de ese momento, el cuadro ‘Escarlata’ no salió de los primeros lugares y logró imponer el máximo registro de títulos consecutivos entre 1982 y 1986.

En 1982 con la dirección del entrenador bogotano y de la mano de Julio César Falcioni en el arco (considerado uno de los máximos ídolos ‘Escarlatas’) y de Antony ‘el pitufo’ de Ávila en la delantera (máximo goleador histórico del club), los ‘Diablos Rojos’ se coronaron campeones en Bogotá frente a Millonarios y ahí comenzó la seguidilla de cinco años de dominio rojo.

En 1983 llegó Willington Ortiz para ganarle el título al Junior de Barranquilla con Juan Manuel Battaglia como protagonista. En el 84 con el debut de Alex Escobar y la llegada de los peruanos César Cueto y Guillermo La Rosa, los caleños celebraron nuevamente ante Millonarios. En el 85 se incorporaron Ricardo Gareca y Roberto Cabañas para salir airosos frente el Deportivo Cali.

Ya en 1986 con un equipo consagrado, América conseguiría celebrar otra vez contra su rival de patio para coronar la racha más larga de triunfos de un club colombiano en la liga profesional.

Más finales de Libertadores

Paralelo al los cinco títulos de liga, llegaron tres subcampeonatos consecutivos de la Copa Libertadores entre el 85 y el 87. La primera final del torneo continental la jugó América ante Argentinos Juniors en un duelo que necesitaría de tres partidos para definir al campeón.

Tras el 1-0 de la ida (Argentina) y de la vuelta (Cali) a favor de los locales, el juego se llevó a campo neutro en Asunción (Paraguay) donde se registró empate 1-1 para definir el título desde los cobros desde el punto blanco del penal. La curiosidad de aquella tanda la marcaron Falcioni y de Ávila, ya que el arquero argentino era el encargado de cobrar el último penal del América pero al final se negó, por lo que ‘El Pitufo’ tomó su lugar y falló el cobro.

En 1986 la historia fue más complicada para el equipo de Gabriel Ochoa Uribe. River Plate ganó los dos partidos con Juan Gilberto Funes, ‘El Búfalo de San Luis’, como gran figura de aquella Copa.

La final del 87 fue donde más cerca estuvo América de quedarse con el trofeo de la Libertadores. Ante Peñarol de Uruguay, en Cali, Battaglia y Cabañas marcaron para darle la ventaja a los ‘Diablos Rojos’, mientras que en Montevideo ganó el local por 2-1.

En el partido de desempate, que se jugó en Santiago de Chile, el conjunto ‘Escarlata’ estuvo a segundos de ser campeón del continente con marcador igualado sin goles, gracias al tanto que marcó Cabañas en calidad de visitante en el segundo juego. Sin embargo, en el último suspiro del tercer encuentro, Diego Aguirre marcó para Peñarol y el título fue para los uruguayos.

Luego, en 1996, América se enfrentó de nuevo ante River Plate para definir al campeón de la Libertadores con la diferencia de gol reglamentada para no jugar más de dos partidos. En la ida ganó el conjunto caleño con gol de Anthony de Ávila, pero en Argentina la figura fue Hernán Crespo quien marcó los dos goles que consagraron de  nuevo al equipo de la ‘Banda Cruzada’.

El año de 1997 marcaría el fin de las dos décadas más gloriosas del club. Cuando la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Fútbol (IFFHS) dio a conocer la última clasificación de 1996, América de Cali se ubicó segundo en el escalafón que dominaba el conjunto italiano, Juventus.

Fuente
Sistema Integrado Digital

Cargando más contenidos

Fin del contenido